A la hora de comprar dominios no solo podemos hacerlo a través registro de dominios libres, sino que existe todo un mercado de compra venta de dominios que mueve millones de euros al año.

Si disponemos de un dominio registrado, podemos venderlo a quien quiera comprarlo al precio que se convenga. una vez realizado el pago, se procederá al traspaso del dominio, que generalmente lo ofrecen los propios registradores de dominios por una tarifa.

Las subastas de dominios son, además de los arreglos directos entre comprador y vendedor, una actividad muy extendida entre los llamados domainers que buscan dominios tanto para desarrollarlos y gestionar un negocio, como para especular con ellos.

Hoy en día prácticamente no existen buenos dominios sin registrar, entendiendo buenos dominios como dominios estratégicos o caros. Sin embargo, siempre hay alguna posibilidad de pujar por algún dominio bueno cuando éste ha caducado, es decir, el registrador no lo ha renovado, por lo que las subastas de dominios caducados son muy populares.